diciembre 03, 2010

PARANOIA

Uno de esos días que bueno... son realmente únicos. Dos buses adelante, una coaster (microbús) se queda a medio camino y el conductor de nuestra unidad no ofrece más opciones que "tomarse un cafecito" mientras se espera que arreglen el automotor en cuestión...

Pero yo, tengo mi propia teoría: (imaginenme relatar esto mientras estoy en trance *__*)

"8: 15 am... Junto a mi hermano nos encontrabamos en la parada esperando el bus respectivo, observabamos a la gente que iba y venía tranquilamente en su bus y nosotros ahí parados... esperando y esperando...

Y entonces, vino la frase que me condenó:


"Ojalá que ya venga esa maldita 11" (aldita 11, ldita 11, dita 11, ita 11... *eco*)


y efectivamente, cinco minutos después, apareció. Después de un "buenos días " sorpresivo del conductor, encontré un medio asiento (porque solo te caben dos letras XD) y fuimos... San Marcos, San Jacinto, El Centro... y GALERÍAS CENTRO!!!!

Para ese entonces, yo no sabía la confabulación del destino con el conductor que, minutos atrás y gracias a un súper radar para captar la opinión de los usuarios de esta ruta, escuchó mi hermosa palabra y había tomado la decisión de darme una lección, para apreciarlos...

Una coaster y una señora de las que vende café en plena calle fueorn contratados para tal fin...

El de la coaster casualmente "se quedó varado" a media calle. La señora del café que sabía sus líneas se dirigió al sr conductor de mi ruta para informarle de lo sucedido y de paso, ofrecerle un vasito mientras esperaba...

"señores, toménse un cafecito porque se ha quedado un bus alla adelante" dijo el conductor, mientras el ya habia hecho su pedido de un desayuno prácticamente... y no se ni cómo, pero el ya tenía todo el plan friamente calculado:

Sabía de la hora a la que iba, bastante bien, pero necesitaba llegar a la U pronto...

Sabía de la llamada que me "caería" para preguntarme que qué había pasado y el porqué no había llegado...

Y de la reacción del "bajemonos y caminemos" de mi hermano mayor al ver tal problemática....

y en fin.. de mi afirmativa respuesta a ello...

Y seguramente, disfrutó verme caminar a lo largo del pasillo directo a la puerta de salida, mientras la señora del cafe batía el azucar lentamente para darme tiempo y el de la coaster se levantaba apenas para ver cual era el problema del motor. Mientras los vendedores como testigos inmutables veían todo con curiosidad

Al salir de su bus, dijo "misión cumplida". Iban con la segunda fase del plan:

La señora batió a la velocidad de la luz lo restante del azucar en el fondo del vaso plastico y lo entregó al cliente motorista.. El de la coaster encontró la falla y "magicamente" empezó a fucionar de nuevo su unidad, dando la oportunidad de dar paso a los demás automovilistas.

Todo esto, frente a mis incredulos ojos de acabarme de bajar de mi transporte en medio de "la nada" (hagamos de cuenta que es así)

Y todavía me dejaron el humo de su escape...

Y así, me tocó caminar desde ahi hasta la universidad, donde maquine y arme las "pistas" de todo este caso, mientras veía la calle Arce despejada, un montón de camisas a dos dólares, unos jovenes graduandos elegantemente ataviados y casi me atropellan dos carros...

Y mientras en su bus de música ranchera, cargado de pocas personas porque un montón fueron victimas de su venganza hacia mi... el conductor reía felizmente:

"Con que maldita 11, ¿no?" ... saliendo del trance *____*

Saludos cordiales

PD: Si se me olvidó algo de esta historia, mi hermano lo agregará amablemente (xf).. y no se asusten, pero al caminar todo ese rato, tenia que pensar en algo para distraerme XD

1 comentario:

  1. uuu que terrible lo siento por ti, pero eso se llama karma

    ResponderEliminar